Editorial

 

Transit 2016

 

El recién inaugurado año bisiesto ha coincidido en el tiempo –casualidades de la vida– con la tercera redefinición de los aposentos de Transit: cine y otros desvíos, seis años y medio después de nuestro nacimiento. Esta reformulación atañe no solo al plano más visible de la web (denominación, disposición y periodicidad de secciones y contenidos), sino que tiene que ver especialmente con movimientos internos en nuestro equipo. De aquí en adelante, Carles Matamoros y Covadonga G. Lahera asumen a cuatro manos la dirección editorial de la publicación.

Simultáneamente, queda configurado (y actualizado) un equipo de redacción compuesto por nueve colaboradores afincados en Barcelona con quienes se trabaja en estrecha asociación. Dicha alineación es la siguiente: Ana Aitana Fernández, Óscar Navales, Endika Rey, Ignasi Franch, Mónica Jordan, Cloe Masotta, Cristina Álvarez, Adrian Martin y Sergio Morera. Nuestra insistencia en constituir este grupo diverso y con un número moderado de participantes, además de una suma y renovación evidente de energías, reside en el objetivo de fortalecer una línea editorial definida en gran medida por la diversidad de puntos de vista y sensibilidades a la hora de abarcar temas y motivos cinematográficos. Todo ello sin olvidar el rigor, el disfrute y la libertad de quien se ha aventurado a transitar por acá mediante críticas, videoensayos, crónicas, entrevistas, fotomontajes… La presencia de otros colaboradores externos se mantiene gracias a los lazos establecidos especialmente con Daniel de Partearroyo, Roberto Amaba, Ricardo Adalia o Julius Richard, entre otros.

Nuestra periodicidad a partir de ahora se concentrará en ofrecer un único contenido semanal (con excepciones temáticas o acontecimientos puntuales). Nos decantamos por el “menos es más” y más cuando otras exigencias y responsabilidades impiden ofrecer contenidos más regulares con una cierta calidad. Nuestra idea es cuidar el “contenido de la semana” todo lo posible. En este sentido, además, pretendemos desmarcamos de la actualidad y sus imposiciones. Nos interesa más encontrar lo transversal, indagar en lo menos obvio, que también necesita de un espacio de reflexión propio, y no pretendemos animar la obsesión generalizada por el día a día. Dicho esto, tampoco renunciaremos a abordar puntualmente aquellos títulos o cineastas que, por una u otra razón, formen parte de la actualidad, siempre y cuando podamos aportar una perspectiva que se nos antoje valiosa y estimulante.

La organización de contenidos ha quedado redistribuida tras una labor de síntesis de secciones donde se ha perseguido una mayor claridad y orden, así como el mantenimiento de un equilibrio entre el pasado y el presente. De tal manera que:

– Los llamados asuntos de actualidad quedan reagrupados bajo el epígrafe PANORÁMICA, desplegable en tres subsecciones: CRÍTICAS, ENTREVISTAS y FESTIVALES. Cabe matizar que la etiqueta FESTIVALES también podrá albergar la cobertura de otro tipo de eventos vinculados a lo cinematográfico más allá de los que se ajustan a su propio nombre (muestras, exposiciones, encuentros…).

– Los contenidos desligados de la actualidad se ubicarán en DERIVAS, dividida a su vez en tres subsecciones: DESVÍOS, CINEASTAS y RE/VISIONES. Mientras en CINEASTAS se abordarán trayectorias de realizadores concretos (o una parte significativa de las mismas), RE/VISIONES será el lugar donde reivindicar títulos pasados desde una mirada analítica y actual (como ya veníamos haciendo). En cuanto a DESVÍOS, acogerá aquellos artículos más difíciles de clasificar, los que se aproximan al cine desde otra disciplina o con enfoques más transversales, ya sea en forma de esbozos breves, ensayos extensos o fotomontajes. De lo que se trata aquí es de dar rienda suelta a las asociaciones libres de los autores, a la prosa creativa, a las reflexiones sobre el estado del cine (o de la crítica) y, en definitiva, a los textos más subjetivos y menos convencionales.

– A las mencionadas, cabe sumar dos secciones más, que han tenido ya un gran peso en nuestra historia. No podía faltar el apartado dedicado a la crítica a partir de extractos de películas que cambia su nombre del originario EXPOSED CINEMA a la etiqueta ya universal de VIDEOENSAYOS. En dicho apartado no solo tendrán cabida los montajes, sino también aquellos textos que reflexionan sobre la crítica audiovisual. Finalmente, hemos convenido una sección específica donde ir aglutinando los diversos ESPECIALES, aquellos dosieres colectivos publicados sobre cineastas, películas y determinadas temáticas que nunca dejan de crecer gracias a la llegada de nuevos artículos que los actualizan.

Como ya ocurriera en nuestra primera refundación, en el lanzamiento de Transit 2.0 hace cinco años, volvemos a escoger la fórmula de la renovación en este arranque de 2016. Gracias a todos los que han hecho posible que lleguemos hasta aquí (en particular a las compañeras Cristina Álvarez y Mónica Jordan) y a los que con sus aportaciones siguen motivando nuestro impulso hacia delante. Volvemos a elegir continuar con vida. Feliz año y feliz tránsito.

Covadonga G. Lahera
Carles Matamoros Balasch
Enero, 2016

separador

 

Cumplimos 5 años

 

Decíamos ayer, en el verano de 2011 (), que entre renovarnos y morir elegíamos la vida, pues era “muy pronto aún para dejar de crecer, demasiado temprano para abandonar la curiosidad”. El lavado de cara de Transit: Cine y otros desvíos fue en aquel momento radical: la imagen acartonada de la que había nacido dos años atrás como revista online bimestral daba paso a una web 2.0 de actualización semanal que modernizaba su aspecto y ampliaba significativamente su presencia en redes sociales.

En estos últimos tres años, Transit se ha convertido en un medio más colaborativo y más internacional, no solo por las firmas extranjeras con las que hemos tenido la fortuna de contar, sino también por la presencia de algunos textos de nuestro interés traducidos del inglés o la solicitud de artículos propios hecha por publicaciones foráneas (Trafic, Frames, Lola, Gobshite Quarterly, la revista Argumento del Cineclub de Viseu…). En este tiempo, tampoco hemos faltado a las principales citas festivaleras (Cannes, Venecia, Lisboa, Róterdam, Sitges, Sevilla…) —con colaboraciones puntuales en el diario del festival de Gijón en 2010 y 2011 y en el del Sanfic de Santiago de Chile en 2010— y hemos impulsado varios especiales colectivos que funcionaron muy bien: el dedicado a la teen movie, el dossier “los animales y el cine” y el monográfico de Richard Linklater —dentro del cual tuvimos el privilegio de estrenar en exclusiva una toma descartada de Double Play de Gabe Klinger—. Cabría sumar por su carácter serial, crítico y metacrítico la colección de “Intervenciones” que Carlos Losilla ha ido compartiendo periódicamente.

Por otra parte, en mayo de 2013, junto con las publicaciones amigas Détour y Cineuá, trascendimos nuestros propios dominios para caer cada dos meses (aproximadamente) en los de Filmin, gracias a “Tan lejos, tan cerca”. Este proyecto no hace sino continuar la línea de reflexión crítica y creativa a través del vídeo-ensayo por la que apostamos desde el momento exacto de nuestro alumbramiento a través de una sección propia, Exposed Cinema. Nos enorgullece el habernos adelantado en el tránsito de este sendero poco conocido del que más tarde se harían eco eventos como (S8) Mostra de Cinema Periférico de La Coruña, la Universidad de Ámsterdam, Fránkfurt o la Pompeu Fabra dentro de congresos o workshops internacionales, el Taller de Crítica organizado por la Associació Catalana de Crítics i Escriptors Cinematogràfics (ACCEC) con la colaboración del CCCB y el Institut de Humanitats, el portal MUBI…, lugares todos ellos donde hemos tenido la oportunidad de participar como ponentes o representantes de esta vía actualmente más extendida.

Durante este tiempo, al equipo de cofundadores (Cristina Álvarez López, Covadonga G. Lahera y Carles Matamoros Balasch) se ha sumado en las tareas editoriales Mónica Jordan. De entre los más de sesenta colaboradores que con extrema generosidad han compartido su tiempo, ilusión y creatividad en estas páginas, constituimos hace medio año un núcleo fijo de ocho miembros: Ricardo Adalia, Roberto Amaba, Ana Aitana Fernández, Ignasi Franch, Óscar Navales, Daniel de Partearroyo, Julius Richard y Adrian Martin, el admirado crítico australiano cuya dilatada experiencia, profusión y apertura de miras no han hecho sino favorecer nuestro nivel de exigencia y capacidad de difusión. Junto a este equipo de redacción queremos asegurar el intercambio de diferentes puntos de vista, formas e intereses, garantía de la diversidad que pretendemos seguir ofreciendo.

A modo de celebración de estos cinco años que cumplimos a fecha de 8 de agosto de 2014, durante el presente mes iremos recordando contenidos puntuales y momentos clave de nuestra joven historia a través de las redes sociales. Asimismo, ya de cara a la vuelta al cole, lanzaremos un dossier grupal donde se fantaseará con la posibilidad de fundir cine y vida de una manera particular y es que a medida que hemos ido cumpliendo años como publicación, la vida de cada transitero también ha ido discurriendo. En ambas tramas se han ido presentando nuevas rutas y desvíos y, en ellos, nuevos retos, exigencias y obstáculos (más allá de puntuales caídas del servidor y repetidos ataques víricos al espacio web). Todo ha ido sumándose a una identidad caleidoscópica en construcción continua.

Y si miramos hacia delante, se nos activan unos cuantos interrogantes: ¿cómo seguir aprendiendo con esto y renovando nuestra mirada lejos de lo acomodaticio?, ¿hacia dónde podemos continuar creciendo?, ¿hasta cuándo este lugar levantado exclusivamente sobre la práctica del amor al arte en un contexto de precariedad generalizada? No obviamos las dificultades reales, ni tampoco que hay muchas respuestas a estas dudas que aún no tenemos, pero de momento apostamos por seguir eligiendo la vida y el cine, específicamente, como territorio de experiencias, conocimiento y reflexión. Aprovechamos este quinto cumpleaños para desear desde aquí que nuestra pasión siga abriéndonos muchas otras puertas, ya que lo nuestro es pasar y seguir haciendo camino.

Gracias a todos los que, de una u otra manera, habéis contribuido al soplido de estas cinco velas. “We’ve got five years, stuck on my eyes / We’ve got five years, what a surprise (…)”.

 

Cristina Álvarez López
Covadonga G. Lahera
Mónica Jordan Paredes
Carles Matamoros Balasch
Agosto, 2014

separador

 

TRANSIT 2.0

 

Entre renovarse o morir, y tras haber cumplido dos años durante este verano de 2011, hemos elegido no morir y escoger la vida. Es muy pronto aún para dejar de crecer, demasiado temprano para abandonar la curiosidad; somos extremadamente jóvenes y las imágenes siguen manteniéndose en el punto de mira de nuestras obsesiones. Así que nos hemos vuelto a despertar, nos hemos lavado la cara y alejado de paso unas cuantas legañas que entorpecían nuestra visión en los últimos tiempos.

La etapa 2.0 de Transit. Cine y otros desvíos nace con una imagen más limpia y moderna que pretende facilitar la navegación del lector/espectador y potenciar los recursos que las redes sociales ponen a nuestro alcance para fomentar el feedback entre colaboradores y usuarios. Ahora no solo en Facebook; también podéis seguirnos en Twitter (@Transit_Cine). Nuestra readaptación pasa además por una mutación en la periodicidad bimestral de la revista, que pasará a actualizarse  semanalmente con nuevos contenidos. Los diez números que conformaban hasta ahora la publicación podrán visitarse en la sección “Archivo” hasta que paulatinamente vayan adaptándose al nuevo diseño.

La nueva Transit da también la bienvenida a una nueva sección, “Esbozos”, que pretende capturar a vuela pluma primeras impresiones en textos breves, espontáneos y ágiles, registrando ideas que a veces se dejan escapar por parecer demasiado repentinas y/o flacas. “Esbozos” pretende cazar casi en instantánea la emoción causada por un descubrimiento. Por otra parte, la ya existente sección “Re/visiones” ganará en definición y cohesión y en torno a ella se irán agrupando especiales temáticos vinculados a títulos o autores incipientes, poco conocidos o viejos conocidos a quienes merece la pena reenfocar, apuestas específicas desde la web que queremos animar a descubrir o redescubrir –como el presente “Especial: New Jerusalem” o los dedicados en números anteriores a Amer o a João Pedro Rodrigues. El contagio seguirá siendo una de nuestras metas, así como fomentar el intercambio con otras publicaciones (nacionales y extranjeras), festivales y escuelas, con las que hallar sendas comunes y divergentes.

El nuevo aspecto de la web no hubiera sido posible sin la inestimable aportación de Salva José y Mónica Jordan en su concepción y desarrollo. Hacemos extensivo nuestro agradecimiento a Pol Matamoros en las labores de programación durante estos dos años. La generosidad de Jordan ha sido además inmensa, mucho más allá de ayudarnos a poner los puntos sobre ciertas íes. La definición del nuevo logo nace de la creatividad de Jose Manuel López, que ha sabido traducir el espíritu cambiante y en constante desdoblamiento de la filosofía transitera. Los agradecimientos quedarían incompletos si nos olvidáramos de citar el valioso asesoramiento puntual de Raúl Pedraz y, por ende, del numeroso equipo de colaboradores de la revista, que excede en muchas ocasiones el tiempo que requiere la mera redacción de un texto o la edición de un vídeo. Gracias a todos ellos por su implicación altruista y apasionada. Está claro que una publicación no puede sostenerse exclusivamente sobre tres Ces. Gracias, gracias, gracias a todos.

Transit 2.0 está en marcha.

Cristina Álvarez López
Covadonga G. Lahera
Carles Matamoros Balasch
Agosto, 2011